martes, 13 de abril de 2010

El ¿Por qué? del furor 678 según Sergio Caletti

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en el blog de Hernán Maresca) Así lo expresó el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Sergio Caletti, en relación a los intereses de los mass media en la Argentina. “Muchos sentimos cansancio y hartazgo de la exageración sistemáticamente reiterativa”, apuntó el académico. El programa "6,7,8" aporta una visión distinta de la realidad, según Caletti. El decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Sergio Caletti, aseguró que los grandes medios de comunicación de la Argentina practican "una exageración sitemática reiterativa" que genera "cansancio y hartazgo".

En radio Continental, el académico sostuvo: "Es abrumador y desbordante el antikirchnerismo de los medios”. Ante ello, Caletti destacó la función del programa "6,7,8" que se emite a diario por la Televisión Pública: "No tiene grandes personalidades pero se convierte en el emblema de lo distinto, de lo que denuncia este carácter desmesurado del tono que adquieren los grandes medios". "Viene a ser el antidoto. Mucha gente sin pensarlo concientemente advierte que realmente el panorama que plantean los grandes medios deja de tener que ver con la realidad, y el intento de mostrar eso con simplesa genera un “hit”", aseguró el decano en referencia al programa que conduce Luciano Galende y que integran como panelistas Orlando Barone, Sandra Russo, Carla Czudnowsky, Carlos Barragán y Cabito Masa Alcántara.

Caletti insistió en la mirada diferente que aporta "6,7,8" a la televisión argentina: "Se apoya en lo que todos sabemos que pasa del otro lado. Tiene el valor de una denuncia y un llamado de atención. Cumple el papel de fresco porque abre una ventana distinta". Lo que meciona en esta nota el Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA más o menos es lo que todos percibimos, que la cosa de a poco se empezó a dar vuelta porque toda la operación mediática que tan habilmente llevaron a cabo los medios de comunicación miembros del Grupo Clarín durante el conflicto del campo, la Ley de medios, etc. A partir de la derrota electoral de Nestor Kirchner comenzó a ser tan burda y tan incoherente que llevó a mucha gente que se había creido ese discurso, a empezar a notar que algo raro pasaba, porque las tapas de los diarios o las noticias que veia en la tele distaban mucho de la realidad que le tocaba vivir día a día y de las noticias que llegan de afuera, o de los frios números de la economía que se pudieron tergiversar durante mucho tiempo, pero que llegado el caso no pudieron más meter 5 años de crecimiento sostenido y 4 millones y medio de nuevos puestos de trabajo debajo de la alfombra.

678 era el lugar que necesitaba toda esta gente para corroborar sus nuevas percepciones, por eso se empezó a consumir cada vez más el programa, sus niveles de audiencia crecieron a pasos agigantados, hecho que empezó a hacer ruido a los dueños de multimedios que en algunas provincias empezaron a cortar la señal y a poner más palos en la rueda, lo que a su vez les produjo un efecto contrario al deseado otra vez, porque esa censura hizo que muchos curiosos quiseran ver ¿ Por qué me cortan un programa oficialista si tan malo es el gobierno? ¿ No convendría que me lo muestren así veo las graciosas excusas que ponen para decir que todo anda bien cuando todo anda mal? En conclusión un poco por desesperación, otro poco por torpeza y una gran parte por no estar acostumbrados al sentir popular, estos grupos comenzaron a guiar sus lineas editoriales y sus horas de aire a un sector que ellos creyeron mayor y más reaccionario y se encontraron con que hoy en día solo los consume un sector de clase media bonaerense, las familias del interior ligadas al agro y los clásicos ¨Gorilas¨ quienes historicamente al ser testigos de cualquier sesgo peronista en la conducción relacionado con la reivindicación de lo popular, se obnubilan de odio y les genera urticaria.

No supieron como capitalizar el lógico desgaste que tiene un gobierno en un país como este a tal punto que semana tras semana su accionar simbiótico con los partidos opositores hacen que la imagen del gobierno crezca y el interés por escuchar la otra campana sea cada vez más importante de modo que empiezan a haber más programas con tintes oficialistas, más personajes notables salen a hacer público su apoyo a este proyecto y también crece el repudio a todos los comunicadores que se encargaron durante tanto tiempo de mentirle a la gente en protección de sus propios intereses económicos y el de las empresas para las que trabajan. (Agencia Paco Urondo)

2 comentarios:

  1. aguante 678.gracias

    ResponderEliminar
  2. 678 que capo sos.!!!!
    Gracias por habrirnos los ojos..!!

    ResponderEliminar