viernes, 16 de abril de 2010

La CTA se presentó como querellante en la causa contra los crímenes del franquismo en España

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, publicado en ACTA por Gonzalo Basile) Con un salón colmado de medios de comunicación y representantes de organismos de derechos humanos, se presentó ayer en rueda de prensa en la Asociación de Abogados de Buenos Aires la demanda judicial impulsada por el abogado Carlos Slepoy sobre dos casos para que la Justicia argentina, aplicando el principio de jurisdicción universal, se avoque a la investigación del genocidio cometido en España por el régimen de Francisco Franco.

La demanda presentada ayer en los Tribunales de Comodoro Py recayó en la jueza María Romina Servini de Cubría quien deberá investigar, desde Argentina, los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura de Francisco Franco en España.

Además de Carlos Slepoy y el equipo de abogados que impulsan la querella participaron Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora; Estela Carlotto de Abuelas de Plaza de Mayo; Adriana Calvo de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos; Horacio Verbitzky del CELS; Aldo Echegoyen de la APDH; Graciela Rosemblum y José Schulman de la LADH; el titular del SERPAJ Adolfo Perez Esquivel, también presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, entre muchos referentes del movimiento de derechos humanos en Argentina como familiares y amigos de víctimas de la dictadura franquista.

Desde la CTA estuvieron presentes de la Mesa Ejecutiva Nacional el secretario general, Hugo Yasky; el de Relaciones Institucionales, Víctor De Gennaro; el de Derechos Humanos, Ricardo Peidro, y el de Interior, Víctor Mendibil, además secretario general de la Federación Judicial Argentina (FJA-CTA).

La Central de Trabajadores de la Argentina, desde la Secretaría de Derechos Humanos, será querellante junto a los organismos Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, SERPAJ, Medh, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, el Comité de Acción Jurídica y el CELS en la causa contra los crímenes de lesa humanidad del franquismo presentándose a la Justicia en la República Argentina.

También forman parte central de la demanda de justicia universal la Federación Argentina de Asociaciones Gallegas y la Asociación para la Memoria Histórica de España, considerada la más importante de aquel país trabajando en el tema sobre el genocidio del franquismo.

En medio de la rueda de prensa, Yasky anunció que "para nosotros como clase trabajadora es un orgullo estar presentes hoy aquí y ser parte de esta lucha mediante la querella".

"En primer lugar, desde la CTA deseamos expresar nuestra solidaridad de clase obrera con el juez Baltazar Garzón, y por otro lado hemos decidido que la CTA coordinará con todas las centrales sindicales del continente nucleadas en la Confederación de Trabajadores/as de las Américas (CSA) para que mediante nuestra Central se puedan presentar todos aquellos trabajadores, familiares y víctimas del franquismo que hoy estén en las Américas, desde Canadá a la República Argentina para sumar en este camino por la memoria, verdad y justicia sobre el genocidio en España", aseguró Yasky.

Por su parte, Peidro sostuvo: "Hace 13 años cuando reinaba la impunidad del genocidio perpretado en la Argentina por las fuerzas militares y grupos económicos, desde la CTA nos presentamos a la justicia en España con la intención de que la memoria, verdad y justicia si no podía avanzar en nuestro país debíamos utilizar la Justicia universal amparada en el sistema internacional de los derechos humanos que garantizaban la imprescriptibilidad y juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad y del genocidio en nuestro país".

Y añadió: "Por la lucha de nuestro pueblo hemos podido de a poco avanzar en el juicio y castigo del terrorismo de Estado en Argentina, pero en España se mantiene absolutamente en la impunidad e invisibilidad el genocidio franquista donde incluso se penaliza a quien trató de avanzar en la memoría histórica y justicia como es el caso del juez Baltazar Garzón".

Para Peidro, "en cada lugar de este mundo donde existan violaciones a los derechos humanos, la justicia a nivel internacional debe y está obligada a actuar para garantizar los derechos de los pueblos. Desde esta perspectiva de Justicia Universal es que la CTA impulsa y acompaña esta causa contra el genocidio desarrollado por el régimen de Franco en España entre los años 1936 a 1977".

A su vez, "desde la CTA repudiamos la persecución y ataque del cual es víctima el juez Baltazar Garzón por el sólo hecho de defender los derechos humanos y la verdad histórica en su propio país", puntualizó el secretario de Derechos Humanos de la CTA y secretario general de la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM-CTA), el gremio de visitadores médicos mayoritario en el país.

Los casos

Los dos casos que inicialmente se presentaron a la Justicia argentina por los crímenes del franquismo serán: El de Elías García Holgado, alcalde y diputado provincial en Salamanca cuando, en 1936, fue encarcelado por el franquismo, que lo fusiló un año más tarde. Severino Rivas era también alcalde, de la localidad de Castro Rei, en Lugo; lo fusilaron en 1936 y su cuerpo permaneció desaparecido hasta el 2005, cuando su hijo, luego de larga búsqueda, consiguió que fuera identificado en una fosa común.

Además de estos homicidios puntuales, la demanda pide que se tome como período de investigación a todo el franquismo, desde el 17 de julio de 1936 (un día antes del alzamiento de Franco) hasta el 15 de julio de 1977, cuando se realizaron las primeras elecciones democráticas en España. Es decir que solicita que se investigue el genocidio. (Agencia Paco Urondo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario